Galaxias

 

 

 

Muy estimado usuario:

Como ya sabe, la Tierra en la que vivimos es minúscula comparada con nuestro Sol. Además, el sol es solamente uno de los 100.000 millones de estrellas que se estima que existen en la Vía Láctea. Y aún hay más: ¿Sabía que la nuestra es solo una de las 200.000 millones de galaxias que componen el universo visible?

Imagino que se estará preguntando por qué le hablo de todo esto. Lo hago porque cada día me asombra más la magnanimidad de Dios. Para Él no hay nada imposible y, sin embargo, Dios, pudiendo hacer todo por sí mismo, siempre ha contado con los hombres para realizar su obra en la Tierra.

Quiso que Moisés, un tartamudo, liberara al puebo elegido de la esclavitud de Egipto; para vencer a un gigante como Goliat, se valió de un muchacho como David; y contó con el sí de una joven, la Virgen María, para hacerse hombre.

También hoy podemos ver cómo Dios actúa cada día a través de usted y de todos los que quieren ser un humilde instrumento para sus planes. 

Dios actúa, sobre todo, a través de su Iglesia, en la que todos tenemos una misión y un lugar concretos. Él hace lo grande y lo “imposible”, pero nos confía lo pequeño y lo “posible”. Lo grande, en el caso de los sacerdotes, es que Dios se valga de un hombre para hacerse carne en la Eucaristía, para perdonar los pecados en la Confesión, y para acompañar a su pueblo con palabras de Vida. Lo “posible” es que, entre todos, sostengamos estas vocaciones con nuestras oraciones y nuestra ayuda económica. 

Si no lo hacemos los cristianos, ¿quién lo hará? Dios cuenta con usted y conmigo para esta obra.En nuestros seminarios Pontificio Maria Mater Ecclesiae se están formando en la actualidad 354 seminaristas diocesanos de 35 nacionalidades, enviados allí por sus respectivos obispos. Sus familias y las diócesis de las que proceden ayudan con gran esfuerzo a sostener su formación pero, para cubrir la mayor parte de los costes, debo recurrir a los donativos. 

A usted le pido que, si está en su mano, contribuya a este plan de Dios, apadrinando a uno de estos seminaristas diocesanos con una domiciliación de 9€ al mes. Entiendo que esto puede suponer un gran esfuerzo para usted, pero no olvide nunca que Dios hace posible lo imposible.

Le encomiendo a la Virgen María,

P. Carlos Skertchly L.C.

Rector del Pontificio Colegio Internacional Maria Mater Ecclesiae de Roma

 

 

 

Redes sociales

Enlaces

Quediostelopague.com Copyrights 2009