Seminario de los Legionarios de Cristo

Ayúdales con una beca

Seminarios menores y mayores de los Legionarios de Cristo

En los seminarios de los Legionarios de Cristo las nuevas vocaciones reciben formación humana, espiritual, intelectual y apostólica.

En los 22 seminarios que la Legión de Cristo tiene en el mundo, se forman actualmente 994 seminaristas (433 en seminarios menores y 561 en seminarios mayores) formándose para entregarse por entero a Dios y al servicio de los hombres.

Formación sacerdotal

Nuestra espiritualidad se centra en el amor a Cristo y a los demás. Por eso procuramos que nuestros seminaristas reciban una formación integral, desarrollen todas sus cualidades y contribuyan, con su sacerdocio, a que Cristo reine en el corazón de las personas, las familias y la sociedad.

Los seminaristas estudian, durante una media de 15 años, Filosofía, Humanidades y Teología, para entender mejor a Dios y a los hombres.

  • Oración – La oración es fundamental en su formación. Los jóvenes rezan cada día delante del Santísimo y acuden con fervor a los sacramentos. Este es el fundamento de su vida espiritual.
  • Estudio – En nuestro centro ponemos un gran énfasis en la formación intelectual de los seminaristas para que puedan responder a los retos que encontrarán en su vida sacerdotal.
  • Trabajo – Cada día los jóvenes trabajan en las tareas domésticas del seminario. Descubren así la belleza del servicio de los demás y ayudan a reducir los costes del seminario.

 

Ayude con su donativo a la promoción de vocaciones y al sostenimiento
de estos seminaristas

Dios ha llamado a estos jóvenes a vivir una vida de amor a Cristo y a los demás. Él ha sembrado en ellos la semilla de la vocación y nos ha confiado a nosotros su cuidado.

Algunas familias de los seminaristas nos ayudan a sostenerles. Sin embargo, con esta aportación no se cubren los costes de su formación y manutención. Por favor, colabore con una domiciliación de 12€ al mes para esta obra de Dios. Ayúdelos a ser sacerdotes.

Hoy, más que nunca España y el mundo necesita más sacerdotes. De todos depende que surjan nuevas vocaciones y sostener a quienes lo han dejado todo para entregarse por completo a Dios y los demás. Con sus oraciones y ayuda económica podremos seguir formando los cientos de sacerdotes que el mundo necesita.




Otras formas de donar