Si es de Dios, no conseguiréis destruirles

Revista Misión

“Si es de Dios, no conseguiréis destruirles” (Hch. 5, 39)

Cada vez que sacamos el número de diciembre de la revista Misión, respiro aliviada: hemos logrado sobrevivir un año más.

Sin embargo, este pequeño respiro me dura muy poco, y enseguida vuelven a rondar por mi cabeza preocupaciones: “¿Cómo asumiremos las subidas de costes del nuevo año?” “¿Conseguiremos más publicidad?” “¿Lograremos que más lectores nos ayuden con sus donativos?”

Lo cierto es que estas inquietudes no son nuevas, llevo con ellas desde el primer número. Y es que, cuando Dios nos confía una misión, siempre hay persecuciones y dificultades. A veces los obstáculos parecen insalvables. Pero es en esos momentos cuando me consuela esta cita de los Hechos de los Apóstoles: “Si es de Dios, no conseguiréis destruirles” (Hch. 5, 39).

Porque la verdad es que las dificultades no han conseguido destruirnos. En estos 11 años de la revista Misión, cada vez que parecía imposible seguir adelante, Dios lo hacía posible.

Nuestro mayor obstáculo siempre ha sido conseguir publicidad que nos permita sostener esta revista de suscripción gratuita. En esta sociedad tan laicista, para una revista católica es muy difícil encontrar anunciantes dispuestos a alinearse con un medio que defiende abiertamente los valores cristianos.

Pero, a pesar de todo, aquí seguimos. Dios, que siempre se vale de los hombres para completar sus obras, ha suscitado entre nuestros suscriptores el afán por sostener esta revista con sus donativos. Lo que no hemos conseguido con publicidad, ellos lo han cubierto con sus pequeñas aportaciones.

Su generosa respuesta, unido a la austeridad con la que trabajamos en esta revista, nos ha traído hasta aquí. Sin embargo, la realidad es que, aunque cuidamos cada céntimo que recibimos, la revista aún sigue en una situación de gran precariedad económica.

Por eso, María del Perpetuo Socorro, hoy necesito tu ayuda. A ti, que ya has comprobado todo el bien que esta revista está haciendo, te pido que me ayudes con un donativo domiciliado de 25 € al año (o la cantidad que puedas aportar) para poder enfrentar este nuevo año.

Con tu ayuda, y la de muchos otros, estoy segura de que seguiremos superando las dificultades y ayudando a mucha más gente con esta publicación.

Gracias de corazón por tu ayuda,

 

Isabel Molina
Directora de la revista Misión

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *